Hora de retratarse

Debate 4

No defraudó el #AlbertvsPablo de este domingo. Salvados regresó a lo grande y con un Jordi Évole —al que poco a poco voy admirando más— y equipo haciendo historia con un debate político totalmente innovador, por increíble que parezca a estas alturas.

Apenas faltan dos meses para las elecciones generales —que no presidenciales, aunque ese tema requiere un artículo en profundidad— y ya ha quedado claro que el cara a cara entre los líderes de Ciudadanos y Podemos marcará un antes y un después de cara a los comicios y su estrategia de comunicación política. Ya hay evidencias de que PP y PSOE se aferrarán a la lógica de la representación parlamentaria para evitar un debate a cuatro entre los partidos con mayor intención de voto, pero nadie entendería después del programa de Salvados de hoy que Rajoy y Sánchez se cerraran en banda a compartir un mismo plató con Iglesias y Rivera. Se encontrarán, cuando llegue ese momento, con un gran dilema. Por un lado, negarse a celebrar un debate a cuatro mermaría muchísimo su imagen de cara al electorado, máxime cuando la forma de hacer política ha sufrido un notable cambio con respecto a 2011. Por otro, los líderes del bipartidismo son conscientes de que partirían en desventaja respecto a Podemos y Ciudadanos por imagen y dialéctica. Especialmente crudo lo tendría Rajoy, que solo podría valerse de la experiencia y la mejora de la economía.

Amigos y amigas, compañeros y compañeras —Pedro Sánchez dixit—: hoy comienza de verdad la pugna por los debate electorales de diciembre. Ojalá, por el bien de todos, que la pluralidad y el entendimiento resulten vencedores. Y que no se nos olvide tampoco que en el Congreso y en el Senado y muchos partidos más que representan a la sociedad española. Ellos también cuentan.

Choque de trenes

No veo la hora en que el reloj marque las 8 y media de este domingo para echarme en el sofá y gozarme —sí, ese es el verbo adecuado— el tan esperado cara a cara entre dos chavales que aspiran a asaltar el Palacio de la Moncloa en enero. Reconozco que el arranque de la nueva temporada de Salvados no podía empezar mejor para mí. Todas las cadenas llevaban meses ansiando emitir el debate entre los líderes de Podemos y Ciudadanos, pero hasta ahora no había sido posible por la negativa de Pablo Iglesias. Casualidad o no, Jordi Évole y su equipo se llevaron el gato al agua y, finalmente, mañana se emitirá este auténtico choque de trenes.

Choque de trenes…o no. Porque la verdad es que en los fragmentos que ha adelantado el programa, Pablo Iglesias y Albert Rivera parecen discrepar en bien poco. “Como sigamos así tendremos que presentarnos juntos”, llegó a decir el secretario general de Podemos en un momento del debate.

Pero, si me lo permiten, más que el contraste ideológico, este domingo se verá reflejado en la pantalla la llegada de eso que llaman nueva política. Podemos y Ciudadanos han tomado el relevo a UPyD en la lucha contra el bipartidismo y sus anticuadas triquiñuelas. Morados y naranjitos han decidido desafiar a la historia e intentar que el juego político cambie para siempre de sistema en España. Y, como ejemplo, Salvados ha querido reflejar la evolución de los cara a cara electorales. Fíjense en el vídeo promocional, porque no tiene desperdicio:

http://www.lasexta.com//videos-online/programas/salvados/pablo-iglesias-albert-rivera-como-han-cambiado-cara-cara_2015101600730.html

(Lo siento, pero no consigo enlazarlo directamente en la entrada)

¿Qué pasará en diciembre? Falta poco para saberlo.