Fue un domingo

Aquel domingo, el pueblo amaneció distinto. Conformen avanzaban las horas y la preocupación se transformaba en desasosiego, los periodistas iban ocupando posiciones en los alrededores de la plaza. Sentados en las escalinatas del antiguo convento, hablaban por teléfono y escribían en sus libretas las noticias que iban llegando desde Las Portelas.

La tragedia se confirmaba al mediodía. Ginés, Estefanía, Javier, Maurizio, Juan Luis y Eduardo dejaron su vida atrás en aquella maldita galería que, paradójicamente, era y sigue siendo fuente de vida para el pueblo. El resto de sus compañeros, la gran mayoría, lograron salvarla gracias a la heroica labor de los miembros de seguridad y emergencias. Pero el dolor de las familias de los excursionistas fallecidos es imposible de cicatrizar, máxime cuando los responsables del accidente, condenados por la Justicia, aún no han pedido perdón.

Ha pasado ya una década. Yo apenas tenía 13 años, pero nunca olvidaré la tristeza que invadió a Los Silos ese 11 de febrero por la mañana. También los días posteriores, en los que los homenajes se sucedieron. No era nada normal que tu pueblo abriese prácticamente todos los telediarios del país ese día. De hecho, no ha vuelto a repetirse. Ni falta que hace, porque eso implicaría asistir casi con total seguridad a otra tragedia.

He estado en tres ocasiones en la Piedra de los Cochinos. Duele decirlo, pero una de las páginas más tristes de la historia de Los Silos se escribió en el lugar más bonito del municipio. Precisamente el encanto que tiene el lugar fue el que llegó a ese grupo de excursionistas a visitarlo. Un cúmulo de circunstancias hicieron que confundieran el canal con la galería, ahora cerrada a cal y canto.

Quiero seguir yendo a la Piedra de los Cochinos. La tragedia de febrero de 2007 no podrá borrar nunca la belleza del corazón del macizo de Teno. Quiero creer que Ginés, Estefanía, Javier, Maurizio, Juan Luis y Eduardo, desde allá arriba y con el amor que tenían a la naturaleza isleña, coincidirán conmigo.

Artículo publicado en Daute Digital.

 

 

Anuncios