Cómo evitar unas (malditas) terceras elecciones

Debate a cuatro

Visto lo visto en el que se presumía un histórico debate a cuatro entre los líderes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, las opciones para formar un Gobierno (por muy débil que este sea) a partir del próximo 27 de junio son muy limitadas. Si, a tenor de las últimas encuestas, Podemos confirma el sorpasso a los socialistas, las complicaciones son aún mayores.

Partiendo de que Pedro Sánchez asegura por activa y por pasiva que no pactará con el PP, y que Podemos y Ciudadanos son incompatibles, constituir un Ejecutivo en verano con sorpasso incluido pasa irremediablemente por:

  • Un Gobierno del PP con el beneplácito, pasivo o activo, de Ciudadanos y PSOE, pero sin Sánchez al frente de los socialistas y, muy probablemente, con Rajoy fuera de la Moncloa.
  • Un Gobierno de PSOE y Ciudadanos, reeditando el pacto de marzo, con la abstención del PP o de Podemos, si aceptan, eso sí, el reto de Jordi Sevilla:
  • Un Gobierno de Podemos y PSOE, o de Podemos en solitario, certificando la muerte de la socialdemocracia histórica española.

Tres opciones casi surrealistas que, de una u otra forma, marcarían la historia del país. Solo quedaría una bala en la recámara para conformar, quizás, la alternativa más factible: que no hubiese sorpasso y el PSOE estuviese dispuesto a incorporar a Podemos a un Gobierno presidido por un socialista… ¿por cuánto tiempo?

Hagan sus apuesta. Ya queda poco.

Anuncios