Fin de ciclo

Después del histórico debate a 4 de Atresmedia, el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez organizado por la Academia de la Televisión estaba avocado a pasar a un segundo plano. No fue así; al contrario, centró toda la atención de este lunes y superó en audiencia al debate de Atresmedia (si bien es cierto que fue emitido por muchas más cadenas). Sin embargo, la repercusión del mismo se traduce en la más absoluta negatividad. No somos pocos los que ayer, Twitter en mano, asistimos al acta de defunción del viejo bipartidismo en España. En todos los ámbitos de nuestra sociedad se está dando por descontado que este país no volverá a ser el mismo a partir del 20 de diciembre, pero espectáculos como el de anoche lo confirman.

Todo salió a pedir de boca de Podemos y Ciudadanos. Con no poco atino, podríamos haber pensado que los impulsores del cara a cara fueron precisamente los dos grandes ausentes. Pablo y Albert deben estar aún frotándose las manos tras ver al presidente del Gobierno y al líder de la oposición parlamentaria arrojarse los trastos a la cabeza, insultos mediante, y con un gran saco de argumentos para que ese gran porcentaje de la población indecisa tuviese claro de aquí al domingo por qué partidos no debe votar bajo ningún concepto. El lamentable espectáculo de anoche solo pareció contentar a los simpatizantes y aduladores de turno, aquellos que se limitan a reproducir en las redes sociales las frases de sus jefes como si de las taquígrafas del Congreso se tratasen.

Pero no solo fue culpa de los candidatos. La Academia de la Televisión también quiso poner su granito de arena para que la noche del 14 de diciembre pasase a la historia. La realización del programa puso de manifiesto la analogía en la que han sucumbido los académicos. No se escapó ni Manuel Campo Vidal, un maestro del periodismo que parece haberse quedado en los dulces años 80 y no haber traspasado la barrera del nuevo milenio.

En definitiva, si algún joven español desea introducirse en el aparatoso mundo de la política y todo lo que le rodea, el cara a cara de ayer es el mejor antídoto para impedírselo. Tranquilos, todo acaba y empieza el domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s