Tú y Él

Él no te pidió que mataras, insensato. No lo ha hecho en toda la historia de la humanidad y, por supuesto, no lo iba a hacer ahora. Tú y tus “compañeros” (¿acaso se les puede llamar así?) solo se llevaron por el cruel instinto del fanatismo religioso, pensando que el Dios de Abraham, en el que creen unos 3.800 millones de personas (más de la mitad de la población mundial), les pedía combatir al infiel. Muchos como tú y como ellos también lo piensan. No atienden a razón alguna y arrasan con todo lo que encuentran a su paso y que choque con sus planteamientos.

No. No sigas matando en nombre de Él. Millones de musulmanes te lo han gritado: “No en mi nombre”. Judíos y cristianos también. No tienes derecho a dañarnos aún más. No pongas la religión por bandera en esta locura. Bastantes muertes ha causado ya el fanatismo religioso a lo largo de los siglos para que tú sigas ahora ampliando la lista. ¡Para!

Pero no, tú no lo entiendes. No vas a cambiar de opinión. Vas a seguir planeando acabar con todo aquel que no piensa igual que tú. Piensas conquistar el mundo entero derramando sangre para ofrecérselo a un Dios que aborrece lo que haces. No tienes la más mínima intención de parar hasta ver conseguido tu propósito. Aunque la inmolación te lleve por delante. ¿Realmente te crees un mártir? ¿Aspiras a llegar al Cielo a costa de la vida de los demás?

Y, mientras tanto, ¿qué hacemos nosotros contigo? ¿Bombardeamos tus posiciones en Oriente Medio? ¿Quieres que te sigamos el juego y nos incorporemos a la cruzada? Muchos creen que esa es la solución. Yo no lo veo así. ¿Qué ganamos matándote? Poco, créeme. Lo preocupante es que, de momento, no aparecen alternativas esperanzadoras. Eso sí, mientras tanto, seguiremos recibiendo con los brazos abiertos a aquellos inocentes que huyen de ti, a riesgo de que se nos cuelen otros como tú. Pero quizás así te demostremos que no somos iguales.

Sé que no lo vas a hacer, pero me gustaría que te lo pensaras. ¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantarte? Recapacita.

Ecclesia
Foto: Ecclesia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s