Winter is coming

El cambio al horario de invierno supone de facto la cuenta atrás para la Navidad. Los días se hacen más cortos, llega el frío, los pijamas largos, la manta gorda… Poco a poco irán entrando en acción las luces de colores, los árboles de Navidad, los villancicos, los gorritos de Papá Noel… Y la campaña electoral. No sé cómo podremos compaginar en diciembre elecciones y fiestas, pero no cabe duda de que el experimento no va a dejar a nadie indiferente. Por suerte aún nos quedan dos meses para ir haciéndonos la idea. Pero cuidado, no se despisten, que los días pasan volando.

Ah, y acuérdense de cambiar la hora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s